Ha habido mucho casos que se me han presentado a lo largo de los años y uno en particular me llamó la atención:

Necesitaban ayuda para que su perro no fuera detrás de las gallinas y más cuando su guía era una amazona, es decir.. mientras iba a caballo necesitaba tener seguridad que su perro le siguiera y no que se fuera a las granjas vecinas, a por todo lo que se moviera..

Fue un gran reto.. porque ante el instinto no se puede hacer nada. Pero!, no fue una tarea imposible..

Así pues.. primero trabajamos en tierra la obediencia básica y sociabilización con otros animales.

Cuando ya estaban en una fase avanzada.. paralelamente practicábamos en la hípica. Es decir, la amazona practicando la obediencia básica y sociabilización desde el caballo.. y yo andando corrigiendo a la amazona pues sólo ella tenía que guiar a su perro.

Es como todo.. a medida que vas avanzando vas poniendo más dificultades en el trabajo. Y en este caso, saliendo a caballo al campo.

Al principio se iba al paso pero se debía acabar en galope.. ya que en acción era donde más su perro le metía en problemas a su guía..

Evidentemente, que después de un buen trabajo de esfuerzo de equipo.. entre la guía, su perro, su caballo y yo.. llegó la satisfacción de haber cumplido con creces lo deseado… Pues empezó con un problema de comportamiento y acabó siendo un perro digno de admirar..

Y lo más.. que acabaron teniendo un gran “Tándem” entre los tres… Guía-Perro-Caballo.

Deja un comentario