He querido compartir uno de los descansos de Luc. Me pregunté sin hacer nada: “¿Estará cómodo apoyando su cabeza de este modo?”

Sorprendentemente.. lo ha querido así y duerme en un profundo sueño. Él está bien. Tuvo la opción de elegir su cama, y la rechazó.

Dejémosle que elijan.. (hay veces que querrán su cama.. y otras el suelo) El ciclo de su vida irá cambiando.. Es normal, todos cambiamos.

Deja un comentario