¿Te ha pasado alguna vez? De que… antes de tener a tu perro te decías.. le enseñaré toda la obediencia.

Cuando ya lo tenías en tu casa, decías: “Me queda mucho por enseñarle” ;y al final, con el paso de los años lo has simplificado a lo básico amoldandoos mutuamente y diciendo; por poner un ej. : “Mientras sepa ir con la correa y acudir a la llamada, ya somos felices porque de lo demás ya ni me acuerdo como se hacía..”

Y así un etc interminable de resúmenes.

Pues la vida es así, sería difícil si todo se recordase.

La incógnita es saber seleccionar lo que se debe ignorar.. Y con esto último me refiero.. que no te exigas y disfruta más de lo que tu can te quiere manifestar..

Un ejemplo: Si tu perro es feliz echándose y tú quieres un sentado en determinada situación.. ¿Realmente es tan importante para ti? Si la respuesta es un NO.. refuérzale el echado en ese momento e ignorando así el sentado. Y con el tiempo.. se desvinculará lo que no sirve quedando realmente lo importante..  SER FELICES

Para cualquier duda: cuentanos@canesconmodales.com

Deja un comentario