Sí.. son días lluviosos.. pero no son tristes.. Sólo con ver cómo disfrutan los perros bajo la lluvia.. brincando de alegría entre los charcos.. oliendo la hierba húmeda.. corriendo sin rumbo pero sin perdernos de vista..

¿Qué marca la diferencia con otros días? Simplemente la lluvia y si ésta es compartida jugando entre nosotros.. a cualquiera le sale una sonrisa.

¡Atrévete, sal al campo a disfrutar con tu perro bajo la lluvia.. que experimente sensaciones de alegría al sentir la libertad bajo la lluvia.. que se empape de agua!!

Luego ya se sacudirá y ya le secarás cuando llegue a casa… ¡¡Mientras.. que disfrute todo lo que pueda!!

Seguro que vendrá renovado a casa y nosotros con una sonrisa interior..

Deja un comentario